domingo, mayo 18, 2008

Murcia, la Alcarria y los trasvases.

La Comunidad de Murcia tiene una extensión de 11.313 km2 y una población en 2007 de 1,4 millones de habitantes. Según las estimaciones medias en España el consumo de agua doméstica per cápita es de 171 litros por día, lo que da un total de 62 m3 al año, y de 87 Hm3 para la totalidad de la población de Murcia. Teniendo en cuenta unas pérdidas médias en canalizaciones del 12% obtenemos una cifra redonda de 100 Hm2. Teniendo el cuenta el turismo y la industria duplicamos esta cifra hasta llegar a las estimaciones que la Confederación Hidrográfica del Segura calcula en 217 Hm3 al año destinados al consumo urbano. Según datos de la propa Confederación, su cuenca produce 860 Hm3 de agua al año en recursos renovables a los que se suma la explotación de acuiferos, desaladoras y reutilizaciones para un total de 1.245 Hm3 anuales, lo cual supone un 600% de las necesidades de agua urbana (incluido segundas residencias y turismo). Esos 1000 Hm3 sobrantes los utiliza la agricultura sin que por ello deje de ser deficitaria.

Asi pues, cuando se habla de falta de agua en la región no hablamos de poblaciones sometidas a restricciones, sino al exceso de demanda agraria respecto a los recursos existentes. ¿Justifica sin embargo la importancia del sector las continuas penurias y lamentaciones que llevan a que el agua se utilice como arma política de primera magnitud? Según las estadísticas de la Comunidad, el sector agrario suponía en 2005 un 6,7% del VAB murciano, aproximadamente el doble que la media española, pero muy lejos del 12,2% que supone el sector de la construcción y el 67% que suponen los servicios. Comparativamente, en el 2000 el sector agrario suponía un 8,7% fdel VAB regional frenta a un 8,4% ligado a la construcción. Vista la evolución resulta dificil concluir que la agricultura sea precisamente el motor económico de la región. Por cierto, para los más demagogos, según fuentes ecologistas cada campo de golf consume 0,5 Hm3 de agua anuales, lo que multiplicado por los 14 campos que tiene la comunidad nos da un total de 7 Hm3 cúbicos utilizados, lo que supone a su vez un 0,6% de las disponibilidades hídricas de la región.

Se nos comenta que el problema del agua en Murcia es resultado de la falta de lluvias, nuestra "pertinaz sequía". ¿Es eso cierto? Desde el año 1990 al 2000 aumentaron en 100.000 las hectareas de regadío en la cuenca mediterranea, más del 60% de los nuevos regadíos se localizaron en la deficitaria región murciana. Según el Ministerio de Agricultura los regadíos murcianos consumen 5000 m3 por hectarea al año, la cuenta es facil, 65,000 hectareas nuevas suponen 325 Hm3 al año, un 25% de los recursos de la región. Según Ecologistas en Acción cada año aumentan en 5.000 las hectareas regadas en Murcia, 25 nuevos Hm3 de agua inexistente en regadíos ilegales con la connivencia obvia de las plañideras autoridades de la comunidad y de la propia confederación.

A más de 300 km de Murcia a caballo entre las provincias de Cuenca y Guadalajara, se encuentra la comarca de la Alcarria una de las zonas más despobladas y pobres de España. Cruzan la Alcarria los ríos Tajo y su afluente el Guadiela, recogiendo las aguas de una cuenca de 7.400 Km2, dos tercios de la superficie murciana. La población más importante de toda la cuenca, Molina de Aragón, apenas supera los 3000 habitantes y dudo que en la cuenca se superen los 15.000. A juzgar por el aspecto de sus abandonados pueblos bastantes menos que en un pasado que nunca debió de ser muy próspero, y bastantes más de los que su envejecida población pronostican para el futuro. En la parte más alta del curso del Tajo se encuentra un parque natural poco conocido y visitado y que recibe su nombre del propio río cuyas aguas, de color turquesa y expectacularmente cristalinas lo recorren resguardadas por impresionantes cañones cubiertos de pinares

Según cálculos de la Confederación Hidrográfica del Tajo, de la cuenca genera hasta 1200 Hm3 de agua al año, lo que motivó que en los años 70 se decidiera la construcción de dos grandes embalses que las recogieran. Entrepeñas y Buendía, con una capacidad conjunta de 2.500 Hm3 cúbicos y ocupando una superficie de 114 km2 fueron conocidos desde su construcción con el pomposo nombre de "Mar de Castilla". Los embalses se llevaron por delante buena parte de las mejores tierras de cultivo de la zona y trajeron promesas de beneficios en forma de turismo y regadíos. Si bien los regadíos nunca llegaron, la zona tuvo un incipiente despegue turístico en los años 80 y 90. Hasta 4 urbanizaciones junto al embalse de Entrepeñas, una tienda de venta de barcos en Sacedón y una escuela provincial de vela en Alocén surgieron como promesa de un brillante futuro que nunca ha llegado. Las expectativas desaparecieron al mismo ritmo que el agua embalsada. En los últimos años los embalses apenas superan nunca el 20% de su capacidad, a día de hoy, Buendía se encuentra al 11% y alguno de sus pueblos cercanos sufren restricciones de agua en verano.

El "Mar de Castilla" es la cabezera del trasvase Tajo-Segura construido a finales de los 70 para tratar de saciar la inacabable sed murciana. Los cálculos iniciales calculaban unas posibilidades de trasvase de 1000 Hm3 cúbicos anuales pero la realidad no ha alcanzado las previsiones. De los 300 Hm3 cúbicos trasvasados anualmente en los años 80 se ha pasado a casi 600 desde el año 2000. La magnitud del trasvase y la voracidad de su cuenca receptora se refleja en el hecho de que la cantidad trasvasada anual equivale al consumo en el mismo periodo por la Comunidad de Madrid con sus más de 5 millones de habitantes. No es suficiente, los regantes de Murcia necesitan más, cada nueva gota de agua de los esquilmados embalses es reconducida hacia el trasvase con la excusa de garantizar el consumo urbano puesto que la normativa del trasvase prohibe aportaciones para riego con los embalses tan vacíos. Una tomadura de pelo cuando las cantidades trasvasadas triplican el consumo urbano de la cuenca receptora. El curso del Tajo sufrirá las consecuencias de la falta de caudal en sus siguientes 100 km hasta que se recupere parcialmente con las aportaciones del Jarama y Henares en Aranjuez.

La región de Murcia se solivianta. ¡Agua para todos! Es el grito de guerra una vez que se ha esfumado la posibilidad de recibir un nuevo trasvase esta vez más lejano y más caro. Otra vez la cifra mágica de 1000 Hm3 "excedentes" del Ebro de los que 400 se preveian para Murcia. En los pueblos de la Alcarria ya no queda gente para pedir nada.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Desde la Federación de Asociaciones “Cuenca del Guadiela” se ha iniciado una campaña de recogida de firmas en apoyo al Manifiesto que se le remitirá al Excmo. Sr. Presidente de la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha, expresándole nuestra preocupación a que una vez más sea olvidada nuestra Comarca en el proceso de desarrollo del Plan Estratégico de Desarrollo Sostenible del Medio Rural.
La campaña se inició con un comunicado de prensa a todos los medios de comunicación de Castilla La Mancha, teniendo el mismo una gran aceptación en los medios provinciales de Cuenca que dieron cumplida cuenta de la información, tanto en prensa escrita como en radio. En algunos medios de comunicación de La Mancha, pareció preocuparles más el hecho reseñable de declarar que el agua “sobrante” fuese a manos del mejor postor, es decir a ellos o los agricultores murcianos, siempre y cuando los abastecimientos en la Comarca estuviesen cubiertos, y los recursos generados fuesen a las poblaciones que confortan la Comarca del Guadiela.
Y ahora en pleno debate nacional sobre “los trasvases”, apareció una noticia en el diario “El Dia, de Cuenca”, de fecha 2 de mayo de 2008, en el que junto a un gran titular: “Madrid pide transferencias de agua a las CC.AA.” aparecía éste otro: “Según ASAJA Murcia, vaticinan un éxodo de agricultores por falta de agua” para en el cuerpo de la noticia decir: “El secretario general de ASAJA-Murcia, Alfonso Gálvez, advirtió que la escasez de agua en la Región podría provocar el éxodo y la emigración de un 25% de los agricultores murcianos a otras regiones,” “muchísimos agricultores se plantean abandonar sus explotaciones agrícolas y trasladarse a otras comunidades autónomas -Citando expresamente la comunidad castellano manchega- donde sí hay agua y puedan seguir viviendo de la agricultura”. Continúa diciendo que: “esta emigración de agricultores puede provocar un despoblamiento en el medio rural”. Como si en la Alcarria Conquense, y en la Cuenca del Guadiela, no conociésemos ese fenómeno. Hoy, en pleno siglo 21, las poblaciones afectadas por los pantanos de Buendía y Entrepeñas, pantanos desde donde se realiza el Trasvase Tajo-Segura, tienen un 30% menos de población con la que contaban en los años sesenta cuando comenzó a funcionar dicho trasvase. El crecimiento de hectáreas de regadío en las zonas regables por el Trasvase han pasado de 60.000 al comienzo en los años sesenta a más de 140.000, de ellas “unas 80.000 has. no reconocidas, -según datos de la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha-, por la Administración murciana”. Y según un informe de ADENA existen cientos de kilómetros de tuberías ilegales para regar campos de golf, regadíos ilegales, etc. ¿Cuál ha sido el crecimiento en zonas de regadío en las poblaciones que componen la Cuenca del Guadiela? Nulo ¿Cual ha sido el fenómeno de la población?, El despoblamiento. No sabemos si los agricultores murcianos que decidiesen abandonar sus tierras estarían dispuestos a “repoblar” nuestra Comarca, ya que con la “cultura del agua” que les precede seguramente que aborrecerían aún más esta tierra, dónde se ve pasar el agua y no se puede ni tocar.
La Comunidad de Madrid “chupa” de los beneficios que suponen el Trasvase Tajo-Segura en mayor proporción que los que les corresponden a Castilla La Mancha, ya que el “acuerdo del Trasvase” estable que los mismos se repartirán en función de la población, y claro está que solamente la ciudad de Madrid tiene más habitantes que toda nuestra Comunidad junta. Pero, preguntamos ¿desde dónde se realiza el trasvase desde Aranjuez o desde la cabecera del Tajo? Porque los afluentes del Tajo procedentes de la Comunidad de Madrid no vierten ni una sola gota en los pantanos de Buendía y Entrepeñas, entonces ¿Por qué esos beneficios? Con los beneficios obtenidos por ese “acuerdo” para Madrid, durante una sóla década, hubiesen bastado para realizar políticas de fijación de la población en nuestra Comarca y, hoy no estaríamos en índices –medios- casi desérticos de 4,8 habitantes por kilómetro cuadrado.
SOLIDARIDAD. Nuestra Comarca la primera. No de Castilla La Mancha, sino de toda España. Al día siguiente, es decir el día 3 de mayo de 2008, un nuevo titular siembra de desasosiego nuestras inquietudes: “Barreda, dispuesto a suavizar las pretensiones del Estatuto. Se flexibilizarían las propuestas en materia de agua –asume que la caducidad del Tajo-Segura en el 2015, va a generar tensión- y financiación en pro de un gran pacto nacional”. Añadió al respecto: “los castellano manchegos jamás le negaremos el agua a ningún otro español para beber cuando la necesite y siempre que nosotros la podamos ofrecer, pero agua para mantener desarrollos que no son sostenibles, de ninguna manera”. Imaginamos que dentro de la denominación de castellano manchegos el Sr. Presidente estaba pensando en los pobladores de la Cuenca del Guadiela, puesto que ahí hemos estado siempre. Pero también estamos viendo como en Valdeolivas se suministra el agua con cisternas, pero como no falta el agua en el grifo, pues mejor así, a callar. Y si en lugar de dos cisternas hacen falta tres, pues se traen y en paz, el caso es que no falte el agua. Y todo ello viendo pasar el agua a escasos kilómetros de la población.
Algunos responsables políticos locales ya han empezado a darse cuenta de que es necesaria la unión, dejar de mirarse al ombligo, y realizar propuestas conjuntas que revitalicen la Comarca. Esta Comarca necesita de sus esfuerzos y propuestas. Esta Comarca es merecedora de sus trabajos y resoluciones. Esta Comarca que tiene gente noble, sabrá agradecérselo en el futuro, por que son gentes bien nacidas, y de bien nacidos es ser agradecido. Esta Comarca, también tiene memoria, y si se pierde la oportunidad, también se lo demandará y se lo recordará. El Plan Estratégico de Desarrollo Sostenible del Medio Rural será el “arma” que en sus manos, si están unidas, nos permitirá avanzar en el desarrollo de nuestros pueblos y sus gentes. La Federación de Asociaciones Cuenca del Guadiela, está esperanzada con estos movimientos y sin dudarlo, apoyará, impulsará y hará cuanto esté en sus manos para conseguir la unidad de todos sus pueblos, con sus dirigentes al frente.
La Cuenca del Guadiela, necesita que se oiga su voz. Ya está bien de encogernos de hombros y decir: “para el caso que nos van hacer”. Ya está bien de ese “Ea”, tan conquense, que para todo sirve y para nada vale. Nuestras gentes no se merecen el trato que se les está dando. Por ello exigiremos a nuestros dirigentes que se fijen en nuestra Comarca, por que la Cuenca del Guadiela, TAMBIÉN EXISTE.

Anónimo dijo...

Excelentísimo Sr. Presidente de la Junta de
Comunidades de Castilla La Mancha
D. José María Barreda Fontes

La Federación de Asociaciones “CUENCA DEL GUADIELA”, tienen el honor de remitirle el Manifiesto firmado por las mismas, y apelando a su buen hacer y confiando en sus sentimientos, tenga a bien prestarnos parte de su preciado tiempo en la atención a nuestras justas y honestas peticiones.
Permítanos, que en primer lugar, nos expresemos como cualquiera de nuestros convecinos, de “nuestros” semidespoblados pueblos y abandonados a su suerte, rodeados del aroma de los pinos resineros de “nuestra sierra” o, bajo el zumbido de “nuestras” laboriosas abejas alcarreñas, para desde nuestras entendederas, EXPONERLE:
Propiedad: Derecho de usar y disponer de un bien de forma exclusiva y absoluta, sin más limitaciones que las contenidas en la ley.
Poseer: Tener, ser el dueño.
Posesión: Acción de poseer, facultad de disponer de algo.
El diccionario las define así; la lengua, el sentimiento y la razón, nos dicen que son así, pero vemos como la Ley las desfigura hasta dejarlas prácticamente sin contenido.
La lengua nos avala, reconociendo como fundamentales a la hora de expresamos unos pronombres posesivos (mío, mi, tuyo, tu, suyo, su, nuestro, vuestro, suyo) que empleamos constantemente y que quieren significar propiedad o posesión, de ahí su nombre de posesivos, y venimos utilizándolos con total desparpajo en frases como “mi/nuestra tierra”, “mi/nuestro río”, “mi/nuestro pueblo” etc. pero luego, la ley viene a poner esas limitaciones a que hace referencia la primera definición hasta el punto de vaciar de significado esos pronombres posesivos que tanto pronunciamos.
Vamos a poner un ejemplo que nos duele en lo más íntimo y, desde hace bastantes años: El agua.
El agua brota en “nuestras” fuentes, discurre por “nuestros” ríos, a veces inunda “nuestras” vegas o tierras, graniza sobre “nuestras” cosechas o “nuestros” árboles, hiela “nuestros” frutales, y como es lógico y consecuente, a esa o esas aguas las sentimos como “nuestras aguas”, pues no en vano y a lo largo de siglos nos hemos beneficiado de sus bondades y soportado sus perjuicios, ya sea aguantando nevadas, ventiscas, granizadas o inundaciones, o simplemente bebiéndolas en el momento oportuno.
Pero he aquí que cuando pasa a ser un bien susceptible de proporcionar dineros, es La Administración la que vende “nuestra” agua y la que se queda con los dineros que reporta. Es decir, se hace una Ley que no contempla ningún derecho para nosotros, y nos la expropian para darle las ganancias al Estado o la Junta de Comunidades, para que invierta los dineros, que deberían ser nuestros, en donde más les plazca, que suele ser en esos “viveros” de votos que representan las grandes poblaciones.
Se nos pide, como hicieron con motivo del V Centenario del Quijote, que caminemos todos los castellano-manchegos juntos, después de quitar a la Serranía y la Alcarria el paso de la “Ruta” y los dineros que reportaría para dárselos a “otros”, y lo hacemos, seguimos caminando juntos, pero los de la Alcarria conquense y los ribereños del Guadiela vamos los últimos. Se nos pide solidaridad y en eso, vamos los primeros, no de Castilla La Mancha, sino de toda España. Ahí están como muestra palpable, las mejores vegas de varios de nuestros pueblos de La Alcarria inundadas y afectadas por las aguas del pantano de Buendía, lo que ha significado que su población disminuya hasta el 30 % de la que existiera en los años 50, o ahí estamos flanqueados no por una, sino por dos centrales nucleares, Zorita y Trillo. Y a cambio ¿Qué? Tenemos que seguir yendo juntos; pero los últimos. Tenemos que seguir siendo el orgullo de España en cuanto a solidaridad, mientras han tenido que huir nuestras gentes a Madrid, Barcelona, Valencia, Bilbao o Alemania, porque nos han quitado lo mejor que teníamos.
Aunque no sea “vox pópuli” y no haya demasiado interés en informamos, lo cierto es que muchos sabemos que los murcianos pagan escrupulosamente el agua, “nuestra agua”, con la que riegan. Lo hacen de acuerdo con un trato que hizo el Estado al margen de nosotros, que hablamos de “nuestras” aguas, y a un precio estipulado al margen de nosotros. ¿Dónde están esos dineros? ¿Se atreverán a decirnos que están en las infraestructuras que nos han hecho a lo largo de todos estos años? Y nosotros le preguntamos: ¿No hay más y mejores infraestructuras en Albacete, Toledo, Talavera, Ciudad Real, Guadalajara o Puertollano, sin aportar agua ni la servidumbre de dos centrales nucleares al lado?
Hace varios meses se nos volvió a pedir solidaridad desde el Estado y la Junta de Comunidades (¿no se cansarán nunca depedirnos y no darnos?) para que apoyemos que el agua vaya a Murcia y a Ciudad Real, y tuvimos que ver con perplejidad y estupor cómo los "ciudarrealeños" se manifestaban para reclamar para ellos (nos parece inaudito) el agua, “nuestra” agua, mientras los “cedentes”, alcarreños y serranos, jugábamos al “tute”, y una vez más nos preguntamos: ¿Queremos que vaya el agua a Ciudad Real al mismo precio que va a Murcia?.
Por nuestra parte queremos que vaya a regar “nuestras” tierras, si es que la Ley nos las deja; y si se tiene que ir, que vaya al mejor postor, porque si después de 50 años de solidaridad lo único que nos han dejado son los pueblos vacíos, va siendo hora de gritar ¡BASTA YA! y lo haremos con rabia y un “golpe” de tristeza, porque la rabia sin más, suele ser la antesala de la violencia, en la que no debemos caer aunque no sea más que para ser más pacifistas que los que, presumiendo de serlo, nos provocan.
Reciba nuestro más cordial reconocimiento, y valore en lo más profundo de sus sentimientos nuestras súplicas, que nacen de lo más hondo de nuestros corazones, por que si alguien no lo remedia NUESTRA TIERRA SE MUERE, está condenada a su despoblamiento, y por ende a su abandono y a la miseria de sus gentes, formando parte de aquellos emigrantes que ya nos abandonaron en las décadas de los 60 y 70, engrosando las filas de los que cada día acuden buscando el “maná” en las grandes ciudades.
La Cuenca del Guadiela, también existe. Y tiene Ud. en sus manos un instrumento político y económico para que esta tierra no se muera: El Plan Estratégico de Desarrollo Sostenible del Medio Rural.
Entienda que no clamamos al cielo en busca de agua, pues la tenemos, queremos que nuestros pueblos mantengan su vida, sus gentes, sus costumbres, sus anhelos y sus desdichas; pero que vivan. Gracias por atender nuestro llanto, que es el llanto de quienes aman a su tierra, sin menospreciar a los demás.
Federación de Asociaciones “Cuenca del Guadiela”
C/ La Cruz, 7 16800 PRIEGO (Cuenca)

be dijo...

華麗夢想,
夢世界,
酒店經紀,
酒店工作,
酒店上班,
酒店打工,
禮服酒店,
禮服公關,
酒店領檯,
華麗夢想,
夢世界,
酒店經紀,
酒店工作,
酒店上班,
酒店打工,
禮服酒店,
禮服公關,
酒店領檯,
華麗夢想,
夢世界,
酒店經紀,
酒店工作,
酒店上班,
酒店打工,
禮服酒店,
禮服公關,
酒店領檯,
華麗夢想,
夢世界,
酒店經紀,
酒店工作,
酒店上班,
酒店打工,
禮服酒店,
禮服公關,
酒店領檯,
華麗夢想,
夢世界,